martes, 12 de abril de 2011

Alejarse no siempre es negativo...

Y fue entonces cuando me alejé de ti,
y aunque los primeros días se hicieron complicados
los que los siguieron fueron sencillamente hermosos.
Un arcoiris volvía a adornar mi vida
y las nubes habían desaparecido.
Nuevos caminos se abrían ante mis ojos,
llenos de oportunidades y ocasiones.
Volví a utilizar mi accesorio favorito:
una sonrisa.
Volvía a ser yo misma,
volvía a tener mi vida,
y lo único que tenía que hacer
era alejarme de ti.
Me costó entenderlo,
pero lo conseguí.
















~Libre de tus cadenas de mentiras y sufrimiento...

2 comentarios:

  1. la libertad... una de las cosas mas dificiles de aconseguir, el relato es hermoso pero a la vez descorazonador...
    por cierto: me encanta el canvio de diseño... ese fondo es *_________________________* precioso

    ResponderEliminar

Deja que tu pensamiento se pose por aquí...:)